Cyberbullying en el contexto de la pareja: sin control, ¿no hay amor?

  • Entrada publicada:7 julio, 2022
  • Comentarios de la entrada:2 comentarios
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

El desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el último tiempo ha sido asombroso.

Aunque las TIC son usadas por todas las personas, tienen una mayor popularidad entre la gente más joven. En este sentido, los jóvenes de la Argentina han sido llamados “la generación interactiva”. Sin embargo, este desarrollo también dio lugar a comportamientos negativos con las TIC, tales como el grooming, el phubbing, el trolling, entre otros.

El cyberbullying es una de las conductas más negativas al respecto. Este consiste en una agresión intencional, repetida y con un desbalance de fuerza o poder hacia otra persona usando las TIC, como redes sociales o celulares.

Las víctimas del cyberbullying presentan importantes consecuencias psicosociales negativas, como depresión, ansiedad e -incluso- la ideación suicida.

A pesar de que el cyberbullying se ha investigado entre escolares, como los adolescentes, esta conducta puede ser llevada a cabo en cualquier contexto. Poca atención se ha prestado a esta conducta en el contexto de la pareja amorosa en personas adultas.

Teniendo en cuenta que la pareja amorosa es uno de los contextos del desarrollo más relevantes e influyentes para un adulto, la investigación con datos concretos a este respecto es primordial, principalmente en un país como la Argentina, en el cual la violencia hacia la pareja no es infrecuente.

De este modo, el Dr. Santiago Resett, investigador del CONICET y de la Universidad Argentina de la Empresa, estudió este comportamiento en una muestra intencional de 526 adultos, con un 80% mujeres y el 20% varones. Las edades iban de 18 años a 60 (edad media 37.8 SD = 11.8). El 83% era argentino y el resto de otras naciones de América Latina. El 55% estaba casado/a o convivía con su pareja sin casarse, el 18% estaba de novio/a y el resto salía con alguien, pero no estaba de novio/a.

Mediante una encuesta online se administraron un cuestionario de cyberbullying en Parejas Amorosas, otros tests psicológicos y preguntas demográficas: género, edad, etc.

La forma más frecuente de padecer el cyberbullying era con “mi pareja ha controlado mi actualización en el muro de mi red social” (casi un 14% decía que esto había ocurrido con frecuencia o casi siempre en el último año) y “ha controlado mi última conexión en aplicaciones del celular” (un 15% señalaba que esto ocurrió con frecuencia o casi siempre en el último año).

Un 40% indicaba otras formas más graves como “mi pareja o ex pareja me amenazó con difundir secretos o información comprometedora sobre mí con las nuevas tecnologías”, al menos, una vez en el último año.

Los participantes de menor edad (adultos emergentes y jóvenes adultos) mostraban niveles más elevados de cybervictimización en comparación con los adultos maduros.

El grupo que estaba en una relación informal -salir con alguien- o recién comenzaba un vínculo romántico mostraba niveles más altos -el doble- de cybervictimización en comparación con quienes estaban en un vínculo formal -novio/a, convivir o estar casado/a-.

Quienes señalaban padecer mayores niveles de cybervictimización presentaban también mayores niveles de depresión, ansiedad y estrés. A mayor empleo y uso de TIC mayores niveles de esta conducta, como de llevar a cabo el cyberbullying.

Sin control, ¿no hay amor? Nada más falso y patológico que esto.

El control con uso de TIC y la cyberagresión no solamente afecta la salud mental de las víctimas, sino que es un factor que lleva a una insatisfacción amorosa y a un probable rompimiento.

La presente investigación detectó que quienes estaban de novio/a o con una pareja estable, como convivir o estar casado/a, presentaban menores niveles de cybervictimización.

Autor: Dr. Santiago Resett

  • Investigador del CONICET.
  • Doctor en Psicología.
  • Licenciado en Psicología.
  • Licenciado en Ciencias de la Educación
  • Docente e investigador de la Universidad Argentina de la Empresa.
  • Docente e investigador de la Pontificia Universidad Católica Argentina.
  • Docente de la Universidad Nacional de Entre Ríos.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Graciela Saegh

    Muy interesante todo lo expuesto. Me gustaría recibir más información sobre estos temas .

  2. Alberto

    A partir de haber realizado el curso de neurociencia y de liderazgo mi mente se vio favorecida por una mayor apertura y comprensión cognitiva de muchas emociones que nos invaden en nuestras relaciones cotidianas. Seguir enriqueciendo con éstos conocimientos nos hace más comprensivos y felices, aún en las frustraciones ya que analizar las causas y encarar acciones superadoras nos encaminan hacia un mundo de mayores posibilidades de crecimiento. Gracias por sus aportes, Alberto

Responder a Graciela Saegh Cancelar respuesta